Recent Posts

Archive

Tags

Papas, huevos y granos de café


Había una vez una hija que se quejó con su padre que su vida era miserable y que no sabía cómo iba a lograr nada. Estaba cansada de pelear y de luchar todo el tiempo. Parecía que nomás resolvía un problema, otro pronto aparecía.

Su padre, un chef, la llevó a la cocina. Llenó tres ollas con agua y las puso todos en fuego alto. Al comenzar a hervir las tres ollas, colocó papas en la primera, huevos en la segunda y granos de café en la tercera.

Los dejó que hirvieran, sin decir ni una palabra a su hija. La hija suspiró y esperó impacientemente, preguntándose lo que él estaba haciendo.

Luego de veinte minutos, él apagó las hornillas. Sacó las papás de la olla y las colocó en un tazón. Sacó los huevos hervidos y los colocó en un tazón.

Luego usó un cucharón para sacar el café y lo colocó en una taza. Volteándose hacia ella le preguntó: “Hija, ¿qué ves?”. Ella respondió rápidamente: “Papas, huevos y café”.

“Mira más cuidadosamente”, le dijo, “y toca las papas”. Ella lo hizo y notó que las papas estaban suaves. Él luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera.

Luego de sacarlo del cascarón, ella observó el huevo duro. Para terminar, él le pidió que tomara un trago del café. Su rico aroma puso una sonrisa en su rostro. “Padre, ¿qué significa esto?” preguntó.

Entonces él explicó que las papas, los huevos y los granos de café se habían enfrentado a la misma adversidad: el agua hirviendo. Sin embargo, cada uno reaccionó diferentemente. La papá empezó dura, fuerte e implacable, pero en agua hirviendo, se volvió suave y débil. El huevo era frágil, con un cascarón delgado protegiendo su interior líquido hasta que fue puesto en el agua hirviendo. Ahí, el interior del huevo se endureció.

Sin embargo, los granos de café molido fueron únicos. Luego de ser expuestos al agua hirviendo, cambiaron el agua y crearon algo nuevo.

“¿Cuál eres tú?”, le preguntó a su hija. “Cuando la adversidad toca tu puerta, ¿cómo respondes? ¿Eres una papa, un huevo o un grano de café?”

Síguenos en Twitter

©2020 AGME

Sitio patrocinado por Wayne State University