Síguenos en Twitter

©2019 AGME

Sitio patrocinado por Wayne State University

Archive

Please reload

Tags

Mi Visita a IGSS

May 5, 2018

Por Emily Bartlett, MD

 

 

Recientemente, tuve la oportunidad de visitar el hospital del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) en la Ciudad de Guatemala para aprender más acerca de su iniciativa para establecer un programa de entrenamiento en Medicina de Emergencia en Guatemala.  Actualmente, estoy completando mi residencia de Medicina de Emergencia en los Estados Unidos, y me emocióné al escuchar que existe interés en desarrollar esta especialidad en Guatemala.

 

Me encanta mi trabajo en Medicina de Emergencia porque es verdaderamente un campo donde te preparas para atender a cualquier persona en cualquier momento.  La Medicina de Emergencia se desarrolló como campo en los EE. UU. al reconocerse la necesidad de médicos listos para manejar un amplio rango de problemas en todo el espectro de la población, ya que la gente no elige cuándo o dónde les ocurren emergencias.  Como médico, trabajar en esta especialidad es emocionante y satisfactorio porque se me brinda la oportunidad de atender a cualquier persona que pase por las puertas de mi departamento, cada día es diferente y siempre tengo que pensar ágilmente y ajustarme a nuevas situaciones.

 

Mientras estuve en Guatemala, conversé con doctores que también reconocen el valor de contar con este tipo de entrenamiento.  Señalaron que el entrenamiento médico tradicional frecuentemente separa a la gente en silos y prepara a los doctores a atender a adultos o niños o mujeres embarazadas, pero no a atender a todos estos grupos si se necesita en una emergencia.  Ellos sienten que la gente de Guatemala estaría muy bien atendida por médicos entrenados en hacer diagnósticos importantes y proveer a los pacientes con el tratamiento adecuado, o para conectarlos de manera segura al lugar donde pueden recibir dicho tratamiento.  Por ejemplo, mientras visité la UTI pediátrica, conocí a un niño pequeño quien fue ingresado luego de una resección intestinal realizada por una lesión necrótica del intestino por una intususcepción que no fue inicialmente diagnosticada al momento en que la familia vio al médico por primera vez porque su niño estaba llorando más de lo normal.  La estadía de este paciente en la UTI podría haber sido evitada si el diagnóstico hubiese sido hecho más tempranamente y si el doctor que los vio inicialmente hubiese sabido considerar este diagnóstico en niños de esta edad, algo que es central en el entrenamiento en Medicina de Emergencia.

 

 

 

Aunque definitivamente hay diferencias en la práctica de la Medicina en los distintos países, durante mi visita lo que más me impresionó fueron las similitudes entre el trabajo de los proveedores de cuidados de salud en Guatemala en comparación a donde yo he estado trabajando en los EE. UU.  Vi a médicos, enfermeras y otros trabajadores dar lo mejor de sí mismos para atender a pacientes que lo necesitaban.  Vi que muchos de los problemas y enfermedades que los pacientes padecen son los mismos: de todo desde infecciones hasta lesiones traumáticas hasta desordenes metabólicos.  Y vi a proveedores apasionados por transmitir a la siguiente generación de estudiantes el conocimiento y habilidades que ellos han adquirido.  Todas estas características son compartidas con los colegas con los que yo trabajo todos los días, a pesar de los miles de kilómetros que separan estos lugares.

 

Dadas las similitudes en los tipos de problemas que enfrentan los pacientes y los médicos tanto en los EE. UU. como en Guatemala, creo que el campo de la Medicina de Emergencia tiene mucho que ofrecer a la gente de Guatemala y puede apoyar a los médicos y enfermeras en su misión de proveer los servicios de cuidados de la salud tan necesarios.

 

Además de armar a los proveedores con el conocimiento técnico necesario para atender a cualquier paciente en cualquier momento, el campo de la Medicina de Emergencia puede también ayudar a construir sistemas que permiten a los proveedores realizar esta labor.  Esto incluye el utilizar la simulación como un método educativo parta prepararse a situaciones de alto riesgo en un ambiente de enseñanza seguro.  Este es un método que el Dr. Luis Sabaján Gómez ya ha adoptado como una manera de enseñar reanimación cardiopulmonar en el IGSS.  Otra tecnología que ha sido integral en el campo de la Medicina de Emergencia es el uso del Ultrasonido Clínico, el cual permite generar información diagnóstica inmediata y puede apoyar en procedimientos, incluso en horas de la noche o fines de semana, cuando el departamento de radiología no se encuentra completamente cubierto.  La UTI pediátrica en el IGSS ha adquirido una máquina de ultrasonido y está entrenando a sus jefes de servicio y residentes para utilizarla, y hay entusiasmo entre los médicos por las posibilidades de expandir la disponibilidad del ultrasonido a otros departamentos y ámbitos en Guatemala.

 

 

Otra área que cae dentro del territorio de la Medicina de Emergencia es el cuidado de pacientes antes que estos lleguen al hospital, lo cual puede ser particularmente importante en áreas rurales donde los tiempos de transporte son prolongados.  En los EE. UU., los médicos de Medicina de Emergencia ayudan a coordinar y supervisar los sistemas de servicios prehospitalarios que han entrenado a bomberos o paramédicos en la provisión de intervenciones médicas básicas para iniciar el tratamiento del paciente, incluso antes de llegar a la sala de emergencia.  Actualmente en Guatemala, el departamento de bomberos provee un servicio importante al trasportar a pacientes al hospital, pero frecuentemente no han tenido la oportunidad de aprender las habilidades médicas básicas necesarias para evaluar y tratar a un paciente fuera del hospital.  Esta es otra área donde el campo de la Medicina de Emergencia puede apoyar a los proveedores de cuidados de salud y socorristas en su misión de servir a la gente de Guatemala.

 

Agradezco mucho a la gente que me dio la bienvenida durante mi visita y me ayudó a aprender más acerca de las satisfacciones y los retos de proveer cuidados de salud en Guatemala.  ¡Me emociona saber que el entrenamiento en Medicina de Emergencia pronto será una opción para los médicos de Guatemala, y realmente espero poder apoyar esta iniciativa en todo lo que pueda!

 

 

 

 

La Dra. Emily Bartlett es médico residente en Medicina de Emergencia en la Universidad de Washington en Seattle, WA, EE. UU.  Ha vivido tanto en Guatemala como en los EE. UU. y es una proveedora de cuidados de salud bilingüe certificada.

Please reload

Recent Posts