Archive

Please reload

Tags

Me encanta mi trabajo

May 26, 2017

Por Mark Plater, M.D.

Traducido por:  Daniel Ridelman, M.D. y publicado con permiso de Emergency Physicians Monthly

 

 

Tengo una confesión que hacer.  Me encanta mi trabajo.  A menudo me da miedo admitir esto a voz alta.  Espero con ilusión ir a trabajar en la Emergencia y lo añoro cuando me voy…

 

¿Porque me siento tan solo? ¿Será que me pasa algo? Siempre que estoy con un grupo de colegas, lo único que escucho son quejas.  La semana pasada, uno de mis colegas estaba incluso golpeando su cabeza contra su escritorio y gritando "¡Odio mi trabajo, odio mi trabajo!"  Por supuesto, luego de lamentarse de lo miserable que es trabajar en la Emergencia, la discusión siempre se torna a estilos de vida alternos.  "¿Por qué no pude estudiar dermatología, radiología, leyes, etc.?"

 

Trabajar como Médico de Emergencia (ME) es el mejor trabajo del mundo.  Mi hijo de 9 años declara con felicidad: "Te pagan por ver a gente desnuda y cosas asquerosas.  ¡La mayoría de gente paga para ver eso!"

 

En su naturaleza empresarial, también calculó cuánto me pagan por ir al baño, ya que me pagan por hora que estoy ahí (son $12.75 por 5 minutos en el baño).  Mi hijo me recomendó nunca hacer popó en ningún otro lado.

 

Lo que los ME hacen es genial.  Quien sea.  Cuando sea.  Son la red de seguridad del desastre de los servicios de salud.  Estoy orgulloso de ser parte de eso.  Muchas veces al día la gente me pide ayuda.  Varios días salvo vidas.  Todos los días alivio el sufrimiento.  Es lo que otra gente sueña con hacer.  Hay propósito en mi vida.

 

Además, me pagan bien.  Siempre hay aire acondicionado en el verano y calefacción en el invierno.  ¿La comida del hospital? Luego de comerla por 30 años, la extraño como las albóndigas de mamá.

 

Me toca escuchar historias que escritores de ficción apenas podrían soñar.  "¿Hiciste qué con qué?" "¿Metiste qué en dónde?" "Ah, esa es tu pareja en el cuarto 8".  He aprendido de la manera fácil cómo evitar accidentes.  Tengo el privilegio de aprender de los errores de la demás gente.  La gente me permite compartir sus detalles más íntimos.  La gente me dice que no soy un especialista.  ¿Qué importa?  Juego el papel en las mejores partes de la práctica de los demás especialistas.  Veo más infartos que los cardiólogos, más derrames que los neurólogos, y diagnostico más apendicitis que los cirujanos.

 

Sí, soy un mil-usos.  Soy como un viejo artesano que construye una casa desde los cimientos.  Soy el electricista, plomero y carpintero.  Puedo hacer casi de todo sin casi nada.  No hay nada mejor que ver a un especialista venir y frustrarse porque su instrumento favorito no está disponible.  ¿Necesitas una intubación? Dame una cuchara y una linterna.

 

Mis días rara vez son iguales.  No vengo y veo mi horario pre-impreso para ver lo que haré el resto del día.  Solamente espero que ocurra y me sorprendo.  Caos, me encanta.

 

La camaradería más fuerte está en la Emergencia.  En ningún otro lugar los doctores trabajan tan cercanamente con los enfermeros y técnicos.  Es como una gran familia disfuncional.  La familia extendida, como los paramédicos, siempre nos cae inesperadamente, pero siempre les hacemos lugar.  A veces cuando no estoy de turno, me gusta sentarme ahí y observar a todos trabajar.  De alguna manera, con todo el caos, las cosas se llevan a cabo.  Es como ver una colonia de hormigas.  Las hormigas van en todas direcciones.  Cuando te das cuenta, un hormiguero gigante se yergue.  Con el orgullo de un padre viendo a su hijo tomar ese primer paso, veo al equipo de médicos y enfermeros estabilizar a un paciente de trauma.  A las 4 a.m., con el cansancio pesando cada vez más, la gente dice cosas que no le dirían a sus esposos(as).  La experiencia de la humanidad es llevada a su cúspide en las tempranas horas de la Emergencia.

 

¿Turnos rotantes?  ¡Dámelos!  Puedo manejar en contra del tráfico, ver amaneceres y atardeceres.  Puedo oler el aire fresco de la temprana mañana y sentir la emoción de la tardía noche.  Puedo ir de comp